¡Eeeehhh, puutooo!


El verdadero peligro de las acciones rutinarias es que, lo que empezó con un motivo en específico: insultar al prójimo, termina, con el paso del tiempo, siendo un sinsentido.

Así defino el grito de <<eeeeh, puto>> que aparece en casi todos los estadios donde juegan equipos mexicanos de futbol, o en su defecto, su representativo nacional, cuando un portero despeja un saque de meta.

Esta acción se remonta a las pasadas eliminatorias para el mundial de Brasil, en el cual el cuadro nacional se calificó de forma milagrosa y en la última instancia.

Ya en suelo carioca, el “simpático” grito llamó la atención de fanáticos, medios de comunicación, y de la misma FIFA que, en un principio, desestimó las alegaciones de que la porra era ofensiva por cuestiones lingüísticas.

Este texto no tiene la intención de castigar a unos o rescatar a otros de la quemazón. Lo que es cierto es que el organismo que rige al balompié nacional tomó cartas en el asunto hasta que recibió una multa por 20 mil dólares. En un acto de iluminación repentina, la FIFA castigó a la Federación Mexicana del Futbol por no hacer nada por evitar este cántico durante el partido que enfrentó al tri contra al Salvador, lo que es cierto es que nadie hizo nada por detenerlo ni en este ni en cualquier otro partido.

Sinónimo o no de homosexualidad, la discusión continuó en nuestro país se enfrentaban los que consideraban como una muestra de folclor o rasgo identitario de los fanáticos de futbol y los que lo consideraban como un rasgo fragante de discriminación.

Sobre este tema, vale la pena destacar que pocos deportistas profesionales han aceptado ser gays. Al igual que en el ejército, sigue siendo un tema tabú. En una actividad tan lucrativa como el futbol, misma que ha sido utilizada en los recientes tiempos como ejemplo de una práctica donde destacan valores universales como la tolerancia, el integrísimo y el pacifismo, este tipo de conductas va en contra de la imagen que quisiera proyectar la FIFA como una institución, además de ir en contra de sus políticas de responsabilidad social.

grito_puto

El futbol no se escapa de la eterna pelea del ser y el deber ser. Por ello la FIFA reviró su postura ante este caso. Así refuerza su lucha contra la discriminación ante la exposición de mensajes homofóbicos, racistas o de cualquier tipo. Sin embargo, quedan algunos pendientes por resolver como la designación de mundiales a países que muestran una abierta y clara inadversión hacia cualquier tipo de población. Este es el caso de Rusia y Qatar ante los homosexuales; aunque, claro, esta decisión afectaría directamente a sus arcas monetarias. Lo que nos nos remite nuevamente al dilema ético del ser y deber ser.

Mientas unos reaccionan tarde ante las ofensas, otros se ocupan hasta que les llegan a la billetera, y cuando el público no contesta correctamente ante el llamado de los futbolistas todos demuestran una desconexión emocional y un compromiso nulo por las causas ajenas o propias. Esperemos, por el bien de todos, que los seguidores del futbol piensen por sí mismos y dejen de hacerlo.

Hablamos de una expresión que no denota mas que estupidez, ya que su efectividad es nula. Podría justificarlo si este habría provocado que algún portero haya despejado de mala forma o haya servido para que ocurriese un autogol, pero no. Nada sucede después de que la borregada grita <<eehh…, puuutooo>>.

Blatter_sudafricanos_han_hecho_posible

Análisis cuartos de final del futbol mexicano: Pumas-Monterrey


“¿Cómo nos desintoxicamos de lo que sucede en un estadio? Con el próximo partido. El fútbol es una enfermedad que se cura a sí misma.” – Juan Villoro

 Por primera vez en este espacio me daré el gusto de escribir sobre futbol.
Los que me conocen personalmente sabrán que soy seguidor de los Pumas. Los que únicamente me conocen por este blog, podrán haberse dado cuenta que mi Avatar soy yo en el Estadio Olímpico Universitario.
Sin embargo lo anterior no es importante. Lo que sí es importante es la postura de los periodistas deportivos que dan como favorito al Monterrey para alcanzar las semifinales del certamen local.

Primeramente, el comienzo de la Liguilla da paso a lo más rescatable del futbol mexicano. La siempre polémica fase de eliminación directa fomenta a la mediocridad deportiva porque permite a casi la mitad de los equipos luchar por el campeonato, cierto. Que esta instancia produce más emociones y paros cardíacos que en las diecisiete jornadas regulares es otra verdad irrefutable.

 Volviendo a los periodistas, desde la derrota de los Pumas como local ante el América el domingo pasado se ha manejado en la prensa  una -falsa- hipótesis de que, los universitarios tienen “todas las de perder” en la llave contra su rival que sigue siendo el campeón de México.

No dudo que sea el partido más atractivo en esta instancia, inclusive me atrevo a concluir que es la “final adelantada del torneo”. Uso comillas porque sigue siendo una subjetividad y una osadía de mi parte escribirlo.

De todas formas, las posturas expuestas ayer en el noticiero “La Jugada” de Televisa con: Javier Alarcón, el ex delantero Ricardo Peláez, el fracasado técnico del América y exitoso entrenador de la Selección Mexicana Sub-17 Jesús Ramírez y el regionalista Roberto Gómez Junco dejan mucho que desear.

 Las ideas mal fundamentadas de estos periodistas provienen de la misma ceguera que sufre cualquier fanático futbolero; se menosprecia a Pumas que fue uno de los pocos equipos regulares durante el torneo por una derrota insignificante ante el América. Sí, leyeron bien. INSIGNIFCANTE ¿Por qué? Simple, Pumas tenía un sólo objetivo permanecer como el líder del torneo general.

¿Qué fue lo que pasó entonces? El futbol decidió repetir un fascículo de la historia, no hay que remontarse a tiempos de antaño, hace seis meses el cuadro felino se jugaba el pase a la Liguilla contra el América  en su estadio contra un equipo ya clasificado.
El equipo de Coapa fue incapaz de dejar fuera a Pumas fuera de la “fiesta grande”. Lo mismo pasó este torneo.

Pareciera que no abordó el tema en cuestión, pero es imposible hablar de futbol sin dar rodeos; este deporte es más que once monigotes corriendo detrás de un balón. Es la disciplina donde jóvenes, ancianos y vándalos descargan todas las malas pasadas que trae la vida.
Si tan sólo fuera un deporte o una pasión no sería un negocio tan redituable, ni tema de conversación recurrente en los inicios de semana.

¡Cómo sea! A continuación viene un listado por lo que los Pumas tienen posibilidades de pasar a las semifinales de este torneo:

1. Sólo un equipo de los ocho que participan en la Liguilla pudo ganarle a los universitarios. El ganador fue América cuando los Pumas ya habían asegurado un puesto en las rondas de eliminación directa.

2. Las estadísticas señalan que Pumas es mejor  local y visitante que Monterrey este torneo.

3. El antecedente más cercano entre estos dos equipos terminó con una victoria en C.U. para el equipo del pedregal (3-2, fecha 4).

4. No se puede dejar atrás el tema de las lesiones: mientras Pumas no podrá contar con el creativo Leandro Augusto para el juego de ida, recupera al defensa Efraín Velarde. En contrapuesta, Monterrey tiene imposibilitados al delantero Aldo de Nigris y el mediocampista Luis Pérez.
Se debe mencionar que Pumas no ha sufrido de más la ausencia de esos dos jugadores: el relevo, Fernando  Espinoza, cumplió satisfactoriamente la baja del número dos en la saga defensiva; mientras tanto, el canterano David Cabrera se acopló bien con Israel Castro en la labor de recuperación y distribución del balón.
El cuadro regiomontano tiene un plantel lo suficiente basto como para suplir a estos jugadores, inclusive tienen más de un opción como relevo. Aunque la simple imposibilidad de utilizarlos es una desvantaja para el planteamiento táctico del juego.

5. El desgaste físico por parte del la “Pandilla” es mayor al del equipo capitalino por su participación en el siempre menospreciado torneo de campeones de la Concacaf (más conocido como la “Concachafa”).
Monterrey levantó la copa de este torneo sufriendo de más contra el equipo estadounidense del Salt Lake City. En el partido de ida en la cancha del Tec, el desempeño de “la pandilla” dejó mucho que desear. De ese partido la cuadrilla técnica universitaria puede aprender muchas cosas.

6. La posición en la tabla regala a los Pumas un gol. El cuadro universitario salta a esta Liguilla desde el minuto cero con “un gol de diferencia”, ya que el empate le permite avanzar a la siguiente ronda.
Guillermo Vázquez Jr, director técnico de Pumas debe planear la estrategia del partido con esa idea. Con el marcador global empatado los dos equipos felinos pueden enfrentarse en la final; si estos equipos la enfrentarán podría llegar a ser campeones anotando un sólo gol en los seis partidos que se disputan en la Liguilla.
¿Mediocridad, Decio de María, Justino Compeán? Es pregunta.

7. Monterrey está obligado a salir a ganar. La forma más sencilla de pasar a la semifinal es ganando en casa. Se juega más en el partido de ida que en el de vuelta. El jugador del partido entrará de cambio -puede ser de cualquiera de las dos bancas-.

8. Víctor Manuel Vucetich, técnico de los Rayados que ha ganado todas las finales que ha competido no podrá jugar al contragolpe como tanto le agrada, ya que, Pumas clasifica con el empate.

Pumas tiene en su contra:

1. La alineación implementada por Memo Vázquez Jr. (el “engañoso” 4-3-3) ya no es novedad; fue utilizada la Liguilla pasada, con ella acarició la final en su primer temporada como director técnico formal (había estado como interino en la época obscurantista que dejó Hugo Ego Sánchez después del bicampeonato y Miguel España) ¡Tan sólo de recordarlo un halo de soledad y muerte reposaban en mis ojos.

2. El partido contra el América destapó la GRAN debilidad de los universitarios: si se le encierran detrás del medio campo achicando los espacios, Pumas no puede atacar.

3. La inexperiencia de Vázquez Jr. Es una arma de doble filo: es peligrosa ya que puede amontonar al equipo en la zona ofensiva -los cambios hechos el domingo pasado comprueban lo anterior- cómo puede ser una ventaja, el técnico de complexión redonda, estatura baja y alopecia ha regresado la chispa ofensiva a Pumas, poderío que el “Tuca” Ferretti apagó durante años.
Le pese a quién le pese, Pumas es sublíder de la competencia, cuarto lugar en la tabla descenso, y consiguió su última estrella gracias a la disciplina del brasileño que es la única voz irónica y de opinión fuerte entre los técnicos, porque “el Chelís” y Carlos Reinoso no son más que bufones, más motivación que técnica-conocimiento -llámenme amargado, no me importa-.
A lo que iba es que Pumas llegó a la final contra Pachuca más por esfuerzo y garra que por técnica y/o idea futbolística con un gol de último minuto ante un Puebla que le entregó cuarenta y cinco minutos el esférico.

4. Los del Pedregal ha perdido el olfato goleador en las últimas jornadas. No está de más decir que  de los cuatro penales que se le han presentado al cuadro que visita mañana al Monterrey, tan sólo pudo anotar uno.

5. El “factor Chupete” es algo escalofriante: enfrentarse a la mejor delantera de México y a ese pelón que, por mucho, es el mejor delantero que tiene la liga.

6. Por último, el gran momento de Jonathan Orozco nubla la obscurecida delantera puma, y, por si fuera poco, el juvenil Hiriam Mier, al cual entrego la estatuilla como Novato de la Temporada, complica la labor universitaria. ¿Recuerdan que antes los Rayados tenían una defensa de papel? Bueno, esos tiempos se acabaron.

Pareciera desde mi perspectiva que la balanza se inclina hacía el lado puma. Sí y no.
Negativo porque el plantel del Monterrey es mucho más competitivo que el cuadro juvenil de Pumas. Ayer el portal Medio Tiempo estimó a la plantilla regia en 65 millones de dólares, en cambio, los capitalinos como conjunto tienen un valor de 31 millones.
El dinero no hace un gran equipo. Pregúntenle al Real Madrid, al Manchester City, Chelsea o América. Sin embargo, habla del poderío de las escuadras.
En el balompié hay distintas posturas; evitaré ser más polémico de lo que este texto ya pudiera llegar a ser.
Afirmativo por la regularidad de Pumas, la gran ventaja de cerrar las series en casa y el pase en caso de empate por estar mejor posicionado en la tabla.

Ya para terminar, retomaré la tesis original esperando sus comentarios: ¿Qué tan dispareja es esta llave comparando que Pumas rompió su propio récord de puntos en torneos cortos con 35, contra los 26 de Rayados que llegado enfilado a la Liguilla? Se deben agregar en esta apuesta todos los puntos anteriormente comentados.

Por último, los comentarios absurdos de la cuadrilla de Televisa denota que, al igual que la mayoría, son fanáticos del fútbol. Por esto mismo falta frialdad a la hora de hacer análisis; lo que los conlleva a emitir juicios huecos.

Gómez Junco resaltó el poderío ofensivo. Sin embargo, deshecha la mayoría de los puntos que tienen a favor los Pumas. Sin mencionar su ya conocida postura de defender a os dos equipos de la Sultana del Norte.

Javier Alarcón resalta en demasía el momento anímico. Las Liguillas son torneos por aparte que se juegan con distinta mentalidad y planeamiento. Poco quedará de los Pumas desorganizados del domingo anterior, mismo futuro para el Monterrey inestable del torneo regular.

Ricardo Peláez, como buen ex-futbolista aboga por los fenómenos climáticos de la Ciudad de México: temperatura y altura.

Jesús Ramírez poco pudo hablar, después de su paso como director técnico del América a nadie le importa su opinión; se limitó a acreditar a Gómez Junco, resaltó la “baja de nivel en las últimas jornadas del cuadro universitario”.

Este jueves 5 de mayo es el partido de ida a las siete de la tarde es el partido de ida, donde las Rayas y los Pumas se juegan más que medio boleto para las semifinales.

Foto extraída de: http://bit.ly/iYvMKJ