Alfaguara: “El negocio del libro y su historia”


“De todos los instrumentos del hombre, el más asombroso es, sin duda, el libro. Los demás son extensiones de su cuerpo. El microscopio, el telescopio, son extensiones de su vista; el teléfono es extensión de la voz; luego tenemos el arado y la espada, extensiones del brazo. Pero el libro es otra cosa: el libro es una extensión de la memoria y la imaginación.”-Jorge Luis Borges.

“El hallazgo afortunado de un buen libro puede cambiar el destino de un alma.”-Marcel Proust.

El mundo editorial en México no conoce el tamaño de su propio mercado; es por esto que las casas distribuidoras han comenzado a compartir sus bancos de datos para ir haciendo cálculos aproximados de la dimensión real de los lectores dentro del país.” señala Ramón Córdoba, editor de Alfaguara, que sueña con una metodología que cifre las ventas anuales de libros durante diez años, para evitar la sobreproducción, ahorrar gastos en logística y transporte.

“El futuro de las editoriales está en generar lectores, aumentar el mercado, el mundo de la inteligencia; así el interés por la lectura1 alcanzará a más personas y, como resultado se venderán más libros”, agregó el editor.

Al ser cuestionado sobre la falta del hábito de lectura en México y cifrando estadísticas del 2007 por parte de la Unesco y la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) declaran que México ocupa el lugar 107 de 108 países estudiados en cuanto a hábitos de lectura, Ramón se mantiene escéptico:

“Siempre se ha dicho que México es un país de no-lectores. Sin embargo, voltea a tu alrededor, cuenta la gente que tiene algún material de lectura en la mano dentro de la librería (haciendo cálculos temerarios se puede considerar a un cinco por ciento de la asistencia total).
¿Cuánta gente en el metro no tiene libro?. Nos hemos dejado llevar por los datos, la realidad es otra… sin mencionar que es imposible saber con exactitud cuánto se lee, lo anterior proviene de las ventas”.

 Estos estudios también contemplan que un 40% de los mexicanos jamás han pisado una librería.
Durante la charla comentó que la venta de material fuera de las librerías es cada vez más importante:
“Tiendas de autoservicio como: supermercados, Sanborns, puestos de periódicos, etc. Han incrementado el espacio para los libros, hay mejores en la estantería. Esto se debe a que reporta ganancia”.
Las organizaciones que ejecutan las estadísticas están dejando fuera a puntos de venta importantes, por lo que sus aproximaciones son erróneas.

“Si en México no se leyera -o se comprara libros- la editorial no estuviera en constante crecimiento”.
En 1992 trabajan para Alfagura 12 personas, en la actualidad son 60. La empresa es 5% más grande ahora que en su fundación.
En lo que respecta a la compra de libros y revistas especializadas, el estudio de la ANUIES  (Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior) establece que un 11% de estudiantes universitarios compra materiales bibliográficos frecuentemente y un 46.4% reconoció que casi nunca adquieren libros y revistas para sus estudios2.
Estos datos señalan categóricamente que los estudiantes universitarios mexicanos no son afectos a la compra de libros y revistas para coadyuvar a su óptimo desarrollo académico.

A pesar de esto dentro de la editorial existen las ediciones de Bolsillo, que tienen como consumidores a maestros, estudiantes y lectores habituales que prefieren consumir dos productos en vez de comprar una edición de lujo.
“Alaguara maneja dos ediciones: Trade (formato 14×23 de encuadernación rústica, mayor margen e interlineado) y la versión de bolsillo (papel de menor calidad, producción barata, menos estética dentro del libro).
“Todas las obras cuando son publicadas aparecen en Trade, el autor recibe un 10% de regalías por cada libro. Si se acaba el tiraje puede pasar a la versión de Bolsillo donde el autor recibe 6% de regalías.
En ciertos casos se mantienen las dos ediciones porque cada una tiene mercado”.

El éxito de un libro es un volado. “La peor pesadilla de un editor es dejar ir un título que se vuelve best-seller con la competencia”.

Alfaguara se especializa en la venta de autores latinoamericanos consolidados. Esos que forman parte de la Historia Universal de la la Literatura, tiene un sello juvenil y, ocasionalmente, publica autores europeos o norteamericanos que se vuelven best-sellers como: Stieg-Larsson, Stephenie Mayer, Daniel Glattauer, entre otros.
Todo lo mencionado convierte a Alfagura en la editorial la número uno en ventas.
“Alfaguara no está para invertir; es un negocio consolidado que tiene plaza para dos o tres promesas literarias al año. La agenda está cubierta hasta el 2014. La apuesta por jóvenes talentos proviene del premio de la editorial. Para la elección del ganador primeramente hay tres líneas de bateo que expulsan los manuscritos.
Pensar que el premio foguea a los escritores es una idea bastante cuestionable, ya que, la mayoría de los ganadores ya tienen obra publicada antes de hacerse acreedores del premio.
El ganador de este año fue el colombiano Juan Gabriel Vásquez con la novela “el ruido de las cosas al caer” (lectura recomendable).

Por último, Ramón Córdoba señaló que el ciclo de los libros se puede ver revitalizado con los guiones adaptados de las novelas. Citó como ejemplo el próximo estreno “Agua para elefantes” . Como libro fue mal negocio ya que no se vendió por completo el primer tiraje, pero,  con el próximo estreno los lectores se han vuelto a interesar en ella.
Por esto la editorial se ha puesto de acuerdo con la casa distribuidora y colocarán en el mercado una portada con los actores de la película.

La historia de Alfaguara comienza en 1964 de la mano del escritor Camilo José Cela, ahí publicó alguna de sus obras y de muchos de los escritores de su generación. En 1980 fue adquirida por Grupo Santillana, lo que le entregó una proyección mundial, convirtiéndose en una de las editoriales con gran presencia en Hispanoamérica. Lo que los ha llevado a “fichar” a grandes escritores: Saramago, Fuentes, José Agustín, Martín Moreno. Grandes escritores que pueden darse el lujo de vivir de sus libros3.

Alfaguara se define a sí misma como: editorial con una amplia tradición, avalada por los miles de títulos publicados, por la multitud de éxitos de ventas y por la imagen que le proporcionan los autores de su catálogo, Alfaguara es una de las editoriales en lengua española con identidad y perfiles más definidos. Para muchos lectores españoles e hispanoamericanos, es sinónimo de calidad y garantía de buena literatura.
Desde sus orígenes, Alfaguara mantiene dos líneas de edición principales. De un lado, la que publica la mejor literatura contemporánea escrita en lengua española en ambos lados del Atlántico. De otro, la que da a conocer lo más significativo, renovador y sobresaliente de la literatura en áreas idiomáticas distintas de la española4.

Alfaguara ha sabido aprovechar que pertenece al Grupo Santillana para poderse posicionar como la editorial más fuerte económicamente hablando, también entrega textos de gran calidad. Sus ventas son altas y tienen grandes tirajes que los ponen como el sueño de muchos escritores. Su premio de Novela es el que más dinero entrega en lengua española, y lo han ganado escritores de talla internacional5.
Al Grupo Santillana también pertenecen las siguientes editoriales: Taurus, Aguilar, Suma de Letras, Punto de Lectura y Altea.

Según Ramón Córdoba, la empresa surge con dos empleados y así se mantiene durante ocho o nueva años, son financiados; con la entrada del nuevo milenio la editorial es capaz de no presentar pérdidas, del 2002 en adelante la editorial ha estado en un constante y acelerado crecimiento.

Alfaguara vive una época de oro, la mayoría de sus autores de prestigio siguen vivo o murieron hace poco. Su obra sigue siendo reciente, no ha habido una corriente nueva con el éxito del Boom.
Tienen a Carlos Fuentes, Mario Benedetti, García Márquez, Vargas Llosa, éxitos juveniles y dos o tres promesas que pueden ser o no ser negocio.
Lo preocupante es que estos autores eventualmente morirán y no encuentro quien pueda ocupar esos asientos.
Alfagura presume de ser una editorial elite, el problema será cuando las plumas dejen de escribir y se vea rodeado de escritores que no den para la talla de su propio negocio.

Referencias:

1.-http://bit.ly/uhSzHa

2.-http://bit.ly/v8yoE0 

3.-http://bit.ly/toUZr1 

4.-http://bit.ly/uQSqPI 

5.-http://bit.ly/toUZr1

Anuncios

2 comentarios el “Alfaguara: “El negocio del libro y su historia”

  1. Los lectores de manga de los noventa obligaron a la prensa y a las editoriales a poner los pies en el suelo, esto no es Japón.

  2. ¿No será que se resistió a entrar a las capillas locales? ¿Y qué capillas hay aquí? El juego de sentirse artista lleva a ningunear a los otros y, personalmente, no creo ningunear a nadie. Incluso tengo amigos que son grandes escritores veracruzanos, que han publicado libros malos y pésimos, que compro sus libros, no me los regalan, y digo: esto es una vergüenza y le llamo para decírselo. Pero si es un buen libro, me sobran palabras para elogiar a la gente. No soy tacaño. Yo quisiera encontrar gente talentosa para ayudarla. Y está canijo encontrar un buen escritor o cuentista: leo inéditos tras inéditos y rechazo el 99 por ciento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s