3 poemas de Bukowski:


“Tengo dos opciones, permanecer en la oficina de correos y volverme loco… o quedarme fuera y jugar a ser escritor y morirme de hambre. He decidido morir de hambre” – Charles Bukowski (1920-1994).

Fue un hombre corpulento, de mirada sórdida y aficionado a las carreras de caballos. Borracho y amante de mujeres o mujerzuelas. Aunque eso, solo él lo supo.
Es considerado como el último escritor maldito de la literatura norteamericana.

Su poesía es corrosiva, ácida, franca y un poco desequilibrada, sin embargo; esto no la hace perder puntería, sus palabras son dardos que dan justo en el blanco.
El cartero y escritor Charles Bukowski es el lord de lo subterráneo, el poeta auténtico de la vida cotidiana.

A continuación 3 poemas magníficos de su autoría:

Chicas tranquilas y limpias con lindos vestidos:

Todas las que conozco son putas, ex-putas,
locas. Veo hombres con mujeres
tranquilas, amables, los veo en los supermercados,
los veo caminando por las calles juntos,
los veo en sus departamentos: gente en
paz, viviendo juntos. Sé que su paz
sólo es parcial, pero hay
paz, a menudo horas y días de paz.
Todas las que he conocido son adictas a las pastillas,
alcohólicas, putas, ex-putas, locas.
Cuando una se va
llega otra
peor que la anterior.
Veo tantos hombres con chicas tranquilas y limpias
bien vestidas
chicas con caras que no son lobunas
o predatórias.
“No traigan más una puta por acá”, les digo a
mis pocos amigos, ” me voy a enamorar de una”.
“No podrías estar con una buena mujer, Bukowski”.
Necesito una buena mujer,
necesito una buena mujer,
más de lo que necesito esta máquina de escribir,
más de lo que necesito a mi auto, más
de lo que necesito a Mozart.
Necesito tanto una buena mujer que
puedo saborearla en el aire, puedo sentirla
en la punta de mis dedos,
puedo ver veredas construidas
para que sus pies caminen,
puedo ver almohadas para su cabeza,
puedo sentir mi risa que espera,
puedo verla acariciando un gato,
puedo verla durmiendo,
puedo ver sus pantuflas en el piso.
Sé que existe
pero, ¿Dónde está ella en esta tierra
mientras las putas continúan llegando?.-

*

La fuga:

Huir de una araña viuda negra
es un milagro comparable al del arte.

Ella teje sus telas de araña
con las que te atrae lentamente
utilizando toda su astucia
te envuelve
y al sentirse satisfecha, te matará.
En su mortal abrazo
succionará toda tu sangre.

Yo logré escapar de mi viuda negra
porque había muchos machos
en el entramado de sus telas de araña
y al tiempo que abrazaba a uno
luego a otro y a otro y a
otro
pude zafar
salir de ahí.

Ella me extrañará
lo sé
no a mi amor
Sí el sabor de mi sangre,
pero siendo ella de lo mejor, encontrará
otras sangres tan buena en lo suyo que casi extraño
mi muerte,
pero no del todo;
he logrado escapar.
ahora contemplo
nuevas
telas de araña.

*

Como ser un gran escritor:

tienes que cojerte a muchas mujeres
bellas mujeres,
y escribir unos pocos poemas de amor decentes
y no te preocupes por la edad
y los nuevos talentos.
Sólo toma más cerveza, más y más cerveza.
Anda al hipódromo por lo menos una vez
a la semana
y gana
si es posible.
aprender a ganar es difícil,
cualquier pendejo puede ser un buen perdedor.
y no olvides tu Brahms,
tu Bach y tu
cerveza.
no te exijas.
duerme hasta el mediodía.
evita las tarjetas de crédito
o pagar cualquier cosa en término.
acuérdate de que no hay un pedazo de culo
en este mundo que valga más de 50 dólares
(en 1977).
y si tienes capacidad de amar
ámate a ti mismo primero
pero siempre sé consciente de la posibilidad de
la total derrota
ya sea por buenas o malas razones.
un sabor temprano de la muerte no es necesariamente
una mala cosa.
quédate afuera de las iglesias y los bares y los museos
y como las arañas, sé
paciente,
el tiempo es la cruz de todos.
más
el exilio
la derrota
la traición
toda esa basura.
quédate con la cerveza,
la cerveza es continua sangre.
una amante continua.
agarra una buena máquina de escribir
y mientras los pasos van y vienen
más allá de tu ventana
dale duro a esa cosa,
dale duro.
haz de eso una pelea de peso pesado.
haz como el toro en la primer embestida.
y recuerda a los perros viejos,
que pelearon tan bien:
Hemingway, Celine, Dostoievski, Hamsun.
si crees que no se volvieron locos en habitaciones minúsculas
como te está pasando a ti ahora,
sin mujeres
sin comida
sin esperanza…
entonces no estás listo
toma más cerveza.
hay tiempo.
y si no hay,
está bien
igual.

Anuncios

2 comentarios el “3 poemas de Bukowski:

  1. fred von patazhin dice:

    libre y cercano al cielo

  2. Roberto Vega dice:

    Me encanta Chinaski, el libre albedrìo que maneja a todas horas en Mujeres,me gusta que le guste la cerveza, creo que el beber casi todo el tiempo le da ànimos para seguir escribiendo, muy curioso, quedè sorprendido con el segundo poema, me encantò. Gracias por compartir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s