Capítulo 5.


—Bueno ¿Cómo has estado?—preguntaba la musa con un cigarrillo encendido entre los labios. Vestía con un lienzo blanco, escote hasta la espalda. El vestido era de punta abierta.
Las visitas de Daniel eran cada vez más esporádicas.

—Todo como siempre… este mundo es insoportable. No pasa nada interesante; los mismos problemas que aquejan al pasado nos perturban ahora.
Demasiados siglos de filosofía para tan pocas respuestas— Comentaba con repudio.

—!A ti qué más te da! Yo soy ignorante en muchas cosas, como en la filosofía. De todos modos, dudo realmente que en tu cabeza se encuentren las respuestas a nuestra existencia— Le contestaba Laura con apuro.
—Te dejo !De maravilla tenemos un cliente!— Le dio la espalda, regalándole su espalda; su cuerpo torneado se dibujaba en la tela delgada con cada andar.

Inesperadamente queridos lectores la historia ha dando un giro drástico: Laura, que tanto odiaba a Daniel encuentra cierta diversión conversando con él, además de aligerar sus penas de forma camaleónica durante sus discursos.

Aquella obsesión de verle no se ha reducido, a lo mucho, pero el trato humano le ha convertido de arduo acosador a enamorado pasional; Increíble, tan sólo con pasar un rato agradable con alguien puede hacernos cambiar la perspectiva hacía ellas. Los ingratos momentos, las miradas pesadas y la insoportable actitud obscurantista del año anterior de no contestarle cada noche. Inclusive, llegó a maltratarlo, inducirlo a la rabia, para desesperarlo y erradicarlo de su vida, abandonar a aquél desgraciado en la añoranza.

Laura lo odiaba, sobre todas las cosas por sus frecuentes y repentinas apariciones frente al espejo. Le perturbaban encontrar su pesada mirada cada mañana, haciendo que en las noches, cuando por fin, se dignaba a aparecer en el mundo real se mantuviera cautivo dentro de sí mismo, esperando a que su baile lo llenara de virilidad e ilusiones obsoletas para el alma.

La escotada mujer había absorbido la vida como enfermedad parasitaria, conforme más tiempo estuviera en él, los anticuerpos se iban embriagando ante su olor y aquel danzón contemporáneo. Es más arte, es un exquisito ritual de incitación al delirio y al malestar.
Se enfermaba cada vez, un poco más. Las células extasiadas por aquellos dulces e innovadora bacteria de procedencia desconocida a los que Daniel entrega su voluntad a largos tragos de sabor seco.
Invasoras de tu espacio vital, se van reproduciendo como plaga amorosa del sentimentalismo barato y la idea que has creado de aquella ingrata bailarina. Olvidadiza, despilfarradora de gustos, exhibicionista de atributos.

Disfrutó por un rato del propio impulso de su corazón; había olvidado la verdadera sensación del amor. Quedó abrumada tras la oscuridad y los destellos de luz neón acompañado del seco sabor de su medicina que le ayuda a olvidar.

—!Carajo, qué tanto he amado a ésta mujer!— Fantasma de mi corazón, espectro de la realidad. Antítesis de la moralidad y las buenas costumbres.

—!Cómo si me importaran las dogmas establecidas por está ridícula sociedad!—se contestaba mentalmente mientras caminaba por el parque empedrado de largas y marchitas jardineras.
Al salir del lugar de su amada, se encerraba en la planicie recorrida con tanta frecuencia que era recordada en automático por sus pies. Daniel estaba oculto en la lontananza de un sombrío pasaje, recorría la senda de un corazón dolido e insiste hacía el rechazo.

Anuncios

4 comentarios el “Capítulo 5.

  1. Arturo (Piolo) dice:

    bien toño va muy bien, haz logrado manejar tu cuento, te acuerdas cuando solo era una hoja??? jajaja VENGA!!!!!!

  2. rata dice:

    toñin va muy bn y esta muy bn escrito, mi unico comentario es no pareciera que estas alargando demasiado la introduccion a la novela??
    porque segun yo ya es una novela
    pero sigue escribiendo asi y te nos vas ahacer famoso

  3. June-O dice:

    simplemente, lo mejor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s