Labios Carmesí/Cap.1


El pequeño bar de mala muerte esperaba únicamente a sus fieles seguidores. Nadie concurre esos lugares a inicios de semana; sólo aquellos enviciados al juego, el dinero y el alcohol, encontraban un refugio dentro de este salón con las paredes retapizadas de tela lisa color rojizo.

Llovía a retazos.
La mala iluminación al exterior del lugar provenía de un antiguo foco que daba sus últimos destellos antes de morir a causa de su antigüedad y de todo el moho que lo rodea. Unos cuantos transeúntes recorrían la callejuela, nadie prestaba atención al bar. Ilusos: no conocían los encantos que se escondían detrás de las barras y mesas ofrecidas por mujeres de labios color rojo carmesí.

En el exterior, las paredes de ladrillo goteaban arcilla. La luna iluminaba el local, seducía a los extraviados a un anticuado paraíso lleno de tentaciones y lujuria.
Las estrellas brillaban poco, se opacaban gracias al humo de la ciudad, los reflectores de la ciudad hacían demasiada competencia para aquellos astros lejanos.

El reloj de pulso marcaba las once de las noche, debajo de un rompevientos color beige y un sombrero que hacía juego, entraba un viejo conocido del lugar.
Su presencia fue notada por el personal del tormentoso antro.

“No es mala persona, tan sólo está enamorada de la persona inadecuada” comentaban las mujeres entre susurros.

“Lo único admirable en él, es su eterna obstinación” interrumpía Laura.
Todas desviaron la mirada en un intento fallido de demostrar desinterés y naturalidad.
Odiaba verse involucrada en la plática de los demás.

“Terco, desperdicia su vida en este lugar. Pensando que los bailes y las medias de encaje lo satisfarían del todo” Pensaba mientras se acercaba a su mesa.  Con la sutileza de siempre le hizo la siguiente pregunta:

—Es raro verte aquí— comentaba con cinismo. Es lunes, ¿Qué no te cansas? ¡Vaya, cómo me molesta tu simple presencia! Deberías leer más o encontrarte otra actividad que no sea el fantasear conmigo.

Dejaba sobre la mesa un menú de bebidas y una servilleta mal doblada. Velozmente le dio la espalda. Parecía molesta.

El joven, todavía empapado -esperando un trato más digno-, no pudo contestar ante el cordial recibimiento dado por la que es el amor de su vida.
Había desperdiciado un año entero en aquél lugar. Nunca iba a poder ser suya, su condición le evitaba cualquier acercamiento íntimo sentimental. Eso, instintivamente los ha mantenido atado a un lazo de incoherencias. Lo que les separa los mantiene juntos. El saber que no pueden estar juntos: es una divina tentación que cada día los acercaba más. Los llevaba de la mano por una vereda corta de carriles estrechos.

Pasada la media noche, con un poco más de forum, la música del olvidado piano, que se encuentra al fondo del lugar anuncia la llegada del espectáculo nocturno. Enviciados aplauden y sueltan gritos de alarido.
Las luces bajan de intensidad. Empieza el baile con las faldas, los meneos de cadera, aparecieron de nuevo esos labios rojo carmesí…


Anuncios

5 comentarios el “Labios Carmesí/Cap.1

  1. penellagr dice:

    Trataré de aumentar un capítulo por semana; aumentando la emoción y compromiso para seguir escribiendo hacía ustedes.
    Espero que les guste.
    De favor comenten.
    El autor.

  2. Maraks dice:

    jeje estaa muuuuuy bieen 🙂 jejeje aqui esta la prueba de que si me meti como llevas mucho tiempo pidiendomelo jejejeje….
    no neta me gustoo mucho 🙂 !!!!
    luego nos vmooos

  3. Katie dice:

    Penella, me dejas picada. Sigue con esta historia de burdel!!! Soy tu fans.

  4. rata dice:

    buena historia na mas que es una novela o cuento?

  5. javivi dice:

    sta shido mi querido tonin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s